Para poder entender las peregrinaciones medievales a Santiago de Compostela, tenemos que partir de la tradición. Ésta habla de la labor evangelizadora de Santiago el Mayor en tierras de la Hispania romana.

Santiago el Mayor debió embarcar en cualquier carguero que comunicaba comercialmente Palestina con algún puerto del sur de Hispania e iniciar ahí su misión evangelizadora.

Posteriormente se debió desplazar hacia al norte, a través de la vía de Bracara-Augusta a que va por la costa, hasta Iria Flavia. Y más tarde, para el viaje de vuelta, iría porAsturica-Augusta hasta la costa mediterránea y de allí de nuevo a Palestina.

De vuelta a Palestina y tras incumplir la prohibición de predicar el Cristianismo, fue decapitado en tiempos de Herodes Agripa.

Según la tradición, su cadáver fue robado por los discípulos Atanasio y Teodoro que lo trajeron en barco al lugar donde predico por primera vez durante su estancia en Hispania . A Iria Flavia.

Se cuenta, que el barco que lo traía lo amarraron a un pedrón del puerto fluvial del rio Sar, para luego colocar su cuerpo sobre un carro tirado por bueyes y proseguir su viaje hacia un lugar de enterramiento.

A través del rico valle del río Sar; colonizado totalmente por los caporos y con río truchero, huertos, bosques y vegetación de ribera, prosigue viaje el cuerpo de Santiago el Mayor hasta el bosque Libredón, situado al fondo del valle en ladera norte del río. Es en este bosque, donde los bueyes pararon y se negaron a continuar. El hecho fue tomado como una señal divina, por ello tomaron el lugar como el elegido para su enterramiento.

Hoy día, el lugar del puerto donde se situaba el Pedrón es el pueblo de Padrón. El valle del Sar se conoce como A Maía. Y el bosque Libredón, donde se entierra a Santiago el Mayor, es la ciudad de Santiago de Compostela.