Como cada vez estoy recibiendo mas comentarios sobre el post que escribí sobre los ghetos: algunos matizando el concepto de gheto y otros desde la rabia y la impotencia, porque habitan en ghetos de hacinamiento, quiero agradecer a todos sus comentarios, pero también implicarlos en temas con los que se pueda avanzar hacia una ciudadanía más participativa, más transparente; hacia la cohesión social.

Las tecnologías, que cada vez se introducen más en nuestra vida cotidiana como instrumentos de gestión, creo que se quedan bastante rezagadas como instrumentos de opinión.

Pedimos gobiernos más transparentes y participación ciudadana, pero olvidamos que para conseguir estos objetivos el ciudadano tiene la responsabilidad de participar con su opinión.

No se muy bien lo que invita a opinar y estoy sorprendida, pero en mi primer blog de Url complicada, sin imágenes y sin presentarme correctamente; era visitado de vez en cuando y aun ahora, recibe comentarios con nombre real o bajo seudónimo.

Mi actual blog tiene una url directa, ofrezco imágenes sin manipulación y me presento correctamente; es visitado diariamente por más gente, con días de desmayo que alcanzan 90 visitas; pero nadie opina.

Y claro, yo me pregunto ¿es que la transparencia da miedo? ¿Somos responsables de lo que pedimos?

 

Y sigo apostando por la participación y transparencia, creo que así se puede llegar a la cohesión de todos ciudadanos, es importante dar visibilidad a todos los barrios, hacer que el ciudadano se sienta orgulloso de su ciudad y sus gestores, que se sientan seguros y sin miedo; con voluntad. Creo que solo así el ciudadano seria participativo.

Pero no hay que esperar a que nuestros poderes fácticos pongan a nuestro servicio los instrumentos tecnológicos. Muy buenas iniciativas privadas al servicio de la opinión en directo ya están en la red, iniciativas que hoy día sus creadores, verdaderos apasionados de la comunicación, ponen al servicio de la participación ciudadana su creación tecnológica, porque están comprometidos con las ideas de participación, transparencia y cohesión ciudadana.