Pienso que el uso de los blogs, como medio de expresión ante las próximas elecciones municipales, nos permitirá tener voz a múltiples ciudadanos que tenemos cosas que decir y hasta ahora no teníamos oportunidad de ser escuchados: somos muchos profesionales liberales, autonomos, parados… Quizás antes éramos votos en blanco o simplemente nos absteníamos y ahora podemos reconducir el voto al sentirnos escuchados.

Hoy , nuestra voz de opinión quizás deje al descubierto: ideólogos políticos anacrónicos (ahí estoy yo), a autoridades públicas que apenas se apoyan entre “amigos” y “enemigos” de los intereses propios, a la existencia de simpatías ideológicas que pontifican sobre” lo bueno”, “lo bello” y “ lo justo”,y que no admiten réplicas al “discurso políticamente correcto”, a los jerifaltes que tensionan con sus cómplices, los hilos invisibles de la gestión administrativa y financiera, insultando como “desleales” a quienes quieran saber la verdad etc, pero la “democracia electrónica” no es una moda, es la intercomunicación entre los elementos activos y agentes reflexivos ( ahí estoy yo) del proceso social en su conjunto.

*Ideólogos políticos anacrónicos: Asesores en urbanismo que no corresponden a la época presente:Urbanismo sostenible

Yo pienso, que los blogs son medios de comunicación, los cuales desde la nueva cultura política basada en el esfuerzo, permitirá que los mensajes políticos irradien claridad de ideas, entre otras: la aceptación de puntos de vista ajenos (ahí estoy yo), la paciencia para razonar hasta convencer, el amor hacia los menos pudientes, la rectitud de intenciones, la fortaleza de espíritu y otras muchas virtudes, que serán acogidas como tales por la inteligencia de los ciudadanos.

Desde aquí animo a todos los ciudadanos a que participeis con vuestra opinión en los blogs tanto de opinión como políticos. Que expongais vuestras dudas, que analiceis lo que os responden (el silencio o la no respuesta, tambien es una respuesta) y que os formeis vuestra propia opinión. Ganaremos todos.

Como escribe Ángel Sánchez de la Torre de la Real academia de jurisprudencia y Legislación en su conferencia: Derecho y Ciudad

“La educación para la justicia debe atravesar terrenos amplios, atravesados por innumerables trampas. Egoísmos de grupo ( mucho más peligrosos y activos que los individuales, pues se disfrazan de filantropía); pereza mental (amparada en la inteligente idea de que las cosas están pasables así, o en el escepticismo de que quién sabe si cambiar sería para mejor); corrupción economica (“traga y calla”); la imbecilidad de muchos ( el talento es el bien más escaso, pero son legiones quienes se estiman los más inteligentes de todos); la inexperiencia de los jovenes ( que aún anidan en la infantil ilusión de que el morir no va con ellos); el cansancio de los trabajadores ( lo que piensen no es entendido por aquellos que no hayan conocido la escasez de recursos elementales), el aburrimiento de los rutinarios (mi caña con tapita, mi programa favorito), la confusión entre deseos e insatisfaciones ( los incapaces de sacrificarse por algo, pero hubieran querido ser lo que no valen); los hastiados de la vida ( por ejemplo, los incapaces de distinguir entre el orgasmo y el amor), la desconfianza hacia quienes ofrecen propuestas constructivas pero que necesitan algún apoyo por parte de otros…”