¿Te gusta la fachada urbana que ofrece la ciudad de Santiago de Compostela cuando te acercas a la ciudad?, ¿es una imagen atractiva, singular?

Haz un esfuerzo mental e imagínate: remates de edificios a diferente altura trabajados de forma que se valore nuestra joya- La Catedral – huecos de diferentes tamaños y más amplios. Mejorarían los interiores de las viviendas

M. C. Escher nos ayuda a imaginar

¿Para que queremos que un Plan General que, través de ordenanzas, nos homogeinice toda la ciudad sin valorar las singularidades?

¿No es la hora de apostar por los proyectos urbanos y desterrar los planes generales basados en zonificar y homogenizar?