Después de reflexionar sobre cada una de las piezas de la vivienda reconozco que el Decreto/ 2007, del 20 de diciembre, por el que se aprueban las normas del habitat gallego aunque tengo mis dudas en las mínimas dimensiones de los espacios interiores es muy interesante el paso que da hacia la integración al considerar la vivienda mínima de 50 m2 útiles.

Creo que apuesta por la integración y la calidad de vida que todo ciudadano debe tener.

Creo que debe ajustar las dimensiones mínimas de los espacios interiores sobre todo porque de seguro que serán las dimensiones futuras de todas las viviendas. Hay que reconocer que la sociedad no tiene una alta sensibilidad para la integración. Las dimensiones mínimas que yo propongo creo que garantizan el uso del espacio interior de la vivienda por igual a todos los ciudadanos sin consideraciones especificas. Si lees estos post; Santi es cuestión de reajustes.

Descartar para siempre los dos pequeños baños, la cocina multifuncional y el dormitorio individual de 7, 8, 9, 10 m2 permite dar una paso adelante acorde con la demanda de la vivienda de calidad para todos.

Ahora solo queda que los planeamientos se ajusten a desarrollos sostenibles y acordes con el análisis del paisaje y respetuoso con el medio ambiente.

Desde aquí pediría a todos los profesionales implicados en el desarrollo de las ciudades, villas y pueblos que trabajen con una única idea “integración”y no en buscar los puntos débiles de una legislación para poder abrir una puerta a la especulación. Arquitectura y urbanismo tienen que estar al servicio de la sociedad.

¡ FELICIDADES POR SACAR ADELANTE HABITABILIDAD!

Antes merece la pena leer: baño, cocina, lavandería-plancha-ropero, dormitorio y salón-comedor o comedor-salón