Conseguir que asesores profesionales de la administración entiendan que su asesoramiento esta al servicio de la calidad de vida de “TODOS CIUDADANOS ” cuesta mucha energía personal y tiempo.

La ley es clara: para espacios de uso público deben existir dos aseos uno por cada sexo. El decreto que desarrolla dicha ley no concretiza la obligatoriedad de dos aseos, uno por cada sexo, en todos los espacios de uso público.

En la definición de uso público, entre otros, están los restaurantes, bares y lugares de trabajo.

Creo que es fundamental para conseguir una buena y ágil gestión de proyectos que se universalizara el la obligatoriedad del aseo, con dimensiones que cumplan accesibilidad: En todos los espacios de uso público sin condiciones de capacidad y de poder colocar uno aseo o dos, uno de cada sexo, dependiendo del tamaño del local.

L a capacidad del local amen de lo que diga la propiedad se calcularía por la actual normativa de incendios.

Una floristería puede estar atendida por un disminuido físico. Si hay un aseo que sea de dimensiones de accesibilidad. Trabajar en una nave industrial. Si hay solo dos vestuarios con aseos de ambos sexos que sean de dimensiones que cumplan accesibilidad. Trabajar o acudir a un restaurante independientemente de su capacidad es un derecho por ser de uso público.

Hoy por exigir a un proyecto de un restaurante con capacidad , según incendios de 72 personas, la legislación vigente sobre accesibilidad en restaurante: Dos aseos, uno de cada sexo, con dimensiones que cumplan accesibilidad.

Y como lugar de trabajo: dos aseos con vestuarios, uno de cada sexo, con dimensiones que cumplan accesibilidad.

Es duro ocupar más de 15 días en convencer a otros asesores; que somos responsables de la calidad de vida y la cohesión social de todos los ciudadanos. Hoy día muchos asesores aun se colocan en el papel de la protección al especulador porque traía dinero al ayuntamiento, pero por fin ésto cambió y estamos en otro y mejor camino: En el de la cohesión social.