Si los ciudadanos no desean participar en el diseño de su propia ciudad , yo creo que es: por falta de información adecuada y adaptada a la capacidad de comprensión de todos, incluidos nuestros politicos encargados de promover el desarrollo urbano.

Los técnicos, con una cierta postura de encantador de serpientes venden facilmente sus proyectos: desde la influencia, la palabrería, la imagen, pero no desde el analisis de un equipo multidisciplinar. Un equipo que escuche y de explicaciones por los barrios a través de todos los instrumentos tecnicos de facil comprensión por parte de la ciudadanía: invirtiendo en maquetas, dibujos etc.

Por ello, cuando la noticia periodistica muestra la fantasía urbanistica de unos pocos: técnicos y políticos afectados por el encantamiento, es necesario una visión urgente; diferente a la propuesta oficial.

Cuando se quiere unir dos zonas de la ciudad, se deben proponer conexiones directas; con calles. Si se desea una conexión peatonal hay que ofrecer confortables y amplias aceras. No falla. Todo lo demás: fachadas urbanas, zonas verdes, plazas junto a la conexión de otras calles etc. son justificaciones de los encantadores de serpientes.

La Avenida de Romero Donallo, antigua carretera de circunvalación de Santiago de Compostela, está: recien diseñada. Las edificaciones de ambos lados, ya sean bonitas o feas, conforman un único espacio urbano. La calle. Los ciudadanos que viven a ambos lados de esta avenida no se relacionan bien; debido al caracter separador del vial. Vial de dimensiones pensadas para absorber mucho trafico, con zona mediana ajardinada y salida del tunel del trafico que llega a la ciudad desde el oeste.

Esta avenida, originariamente pensada para el coche, no ha cambiado su trazado. Es una avenida muy azotada por el viento, no es un lugar idóneo para el paseo.

En la cota mas alta, existe una roca que protege a las calles perpendiculares a la avenida de los vientos fríos del norte, permitiendo que estas calles; sean agradables para paseo.

Al norte de la avenida donde se sitúa la roca, también se localiza el cruce de calles-carreteras de acceso a Santiago de Compostela, durante 250 días al año, en este punto, el peatón cuando cruza por esta zona, debido a las corrientes de aire: vuela.

Para los que conozcais más de cerca la propuesta para la urbanización de la avenida Romaro Donallo, esa casita blanca de la imagen con dos huecos de ventanas; es el antiguo cine Avenida.

En ese punto, la propuesta de los encantadores, es pulverizar la roca y situar una gran plaza como lugar de encuentro. Eso si, con gran escultura y zona verde que me imagino, como viene siendo habitual en esta ciudad , estara situada en esa zona donde no se sabe resolver el encuentro con lo existente.

La urbanización de Romero Donallo, realmente ¿sera un lugar para unir dos zonas de la ciudad o sera más especulación bajo el atontamiento del político producido por el encantador?

Si somos serios; las calles unen y con su diseño se favorece el uso peatonal. La comunicación peatonal entre barrios. La plaza es el lugar de encuentro, el lugar para la relación social para la cohesión. Pero una plaza al servicio de la imagen, es un lugar para la desidia, un vacío, la separación: contraria a la cohesión.

Y…. en este proyecto de urbanización va a haber dos plazas públicas, ambas en los cruces de viales de acceso a la ciudad.

Como nota sorprendente: en esta zona de Santiago ya hay cinco plazas.