Desde que estoy sola, suelo dedicar más tiempo a mis aficiones. Observo y filosofo sobre el mundo vegetal y animal.

OBSERVACIÓN: Ayer por la mañana, en mi terraza, observe una tela de araña en el mandarino así como a una araña marron claro y peluda situada en una hoja a modo de atalaya; simplemente esperando.

Tube la suerte, de que al poco tiempo de mi observación, una mosca quedaba atrapada en la tela y acto seguido la araña descendía a toda velocidad hasta donde éstaba la mosca. Vi como la araña paralizaba a la mosca envolviendola en un hilo que iba segregando, para  posteriormente cargar con ésta hasta el centro de la tela y desde alli ascendió por un hilo directo, a modo de liana, hasta una hoja del mandarino donde iba a rematar el festin alimenticio.

En toda esta observación me llamo altamente la atención cuando en el delicado ascenso de la araña, ésta  abria todas sus patas, a excepción de las que sostenÍa la mosca, cuando se rompÍa el silencio con el ruido de una bomba de festejos.

MI FILOSOFIA: TODO LO QUE SE INICIA SE DEBE TERMINAR, SE LUCHA POR LO QUE SE QUIERE, A PESAR DE QUE EXISTAN GOLPES INESPERADOS QUE PONEN EN PELIGRO EL LLEGAR AL FINAL. A ESTO SE LLAMA EXPERIENCIA.

OBSERVACIÓN: Tengo una planta que son esquejes de otra que me regalaron: Calanchoe Blossfeldiana. Cuando me regalaron la planta original sentí una gran alegria, era una planta preciosa llena de pequeñas flores. El desconocimiento de su comportaniento, pues la coloque con mucha luz y sol,  hizo que  ésta perdiera todas las flores. Solo le quedaron hojas verde.

La planta crecía pero espigandose. Se desproporcionaba respecto a la maceta y no obtenía flores. Decidí entonces cortar las ramas que iban tomando altura. Un poco decepcionada  introduje los esquejes en un cuenco con agua para ver si sacaban alguna raiz simplemente como divertimento reproductivo. No sucedió nada, los esquejes casi se pudren.

Un dia, como último divertimento decidí introducir los esquejes en la tierra. Darle una libre y última oportunidad y ver como se comportaban. ¡Genial! consegí una planta verde, hermosa pero… sin flores.

Como soy cabezota, y quería que los esquejes de mi regalo original llegaran a su plenitud, estaba más animada: procure documentarme. El problema que tenía la planta y ahora los esquejes es que todo lo que yo mimaba en exceso y consideraba normal no funcionaba. Aprendí que hay que dar a la planta la oportunidad de conocerla. Conocer su habitat  especifico para que florezca. La planta tiene que estar más de 15 horas en la oscuridad y regarla cuando este seca. Yo le daba exceso de luz y regaba según mis hábitos

MI FILOSOFIA: CON PACIENCIA, CONOCIMIENTO, Y RESPETO A LO ESPECIFICO  SE PUEDE LLEGAR A CONSEGUIR LO QUE SE QUIERE CON EXITO.