Hoy leo en el periodico:

“El plan recoge los objetivos y avanza algunas claves para hacer de Santiago una ciudad con una base económica sólida, diversificada y competitiva, con una amplia cohesión social y un desarrollo sostenible. Fija para ello seis líneas prioritarias, que serán la referencia para las instituciones pero también servirán de orientación para iniciativas privadas. Diversificar la economía, mejorar las comunicaciones y apostar por el conocimiento son algunas de ellas”

Siempre pensé que Santiago de Compostela se había convertido en un “Parque Tematico” y que de poco importaba el resto de su historia.

Su historia y su tradición,que con los dineros pertinentes, hubiera podido definir la ciudad como un gran centro cientifico, tecnologico. Tenemos una buena facultad de medicina, quimica, biología…., teníamos multiples clinicas privadas médicas, laboratorios , centros tecnológicos…..y algo muy dificil de conseguir ciudadanos cientificos.

Ahora cuando leo sobre el plan estratégico me produce sonrisa: ya se concen las consecuencias de una simple competitividad economica, consecuencias nada apetecibles si ahora no se transforma  en competitividad ambiental.

Pero tambien la sostenibilidad en terminos ambientales se debería transformar en sostenibilidad cultural al igual que el termino de creatividad asociada a  terminos tecnologicos se deberia transformar en creatividad social. Así nos definiriamos mejor en este mundo de la globalización.