Aquí no hay dioses pero quizás; reflejo de personalidades desequilibradas de sus creadores, que se alimentan de la demanda una sociedad enferma.

Los que resistan al tiempo; la historia los considerará piezas representativas de nuestra sociedad. Se pueden considerar una metafora del mundo actual. ¿No lo veis así?. La sociedad finales del siglo XX y principios de siglo XXI