You are currently browsing the category archive for the ‘Urbanismo’ category.

Un gran problema de imagen urbana que plantean los Planes generales, y/o las gestiones de estos en las unidades técnicas de los ayuntamientos, es desde donde se toma la altura máxima de la edificación.

Mayoritariamente todos los P.G., que utilizaron para su diseño un  desarrollo  zoning, que crean  áreas homogéneas dentro de la ciudad, utilizan  una única ordenanza para la construcción de edificios cuyos parámetros de diseño son independientes de la ortografía del territorio.Entre estos parámetros de diseño está la altura de la edificación.

Cuando los edificios a construir se sitúan en zonas con una ortografía con bastante pendientes, se  plantea el problema desde  donde tomar la altura máxima hasta la cornisa.

El tomar como única solución, que esa altura máxima se tome siempre desde la cota del espacio público – la calle por donde se da acceso al edificio- nos ofrece un gran impacto visual del espacio urbano,  ya que  volumen construido se duplica al observarlo desde donde se observe  el correspondiente  sótano y semisotano, siempre según rasante oficial.

¿ Para que sirven estos semisotanos y sótanos? ¿ por que no tienen tratamiento de fachada?

Me gustaría que se  revisaran las ordenanzas de los Planes Generales, de aplicación en zonas de  orografia con pendiente, para así  evitar la creación de una imagen urbana de altos muros construidos que van envolviendo las formas naturales del paisaje, creando con ello una dudosa caliadad de paisaje urbano.

Aunque estas imágenes son de Santiago de Compostela creo que también son aplicables a los planeamientos de otras ciudades

Correctos,defectos, o excesos.  Apuesto por una revisión de ordenanzas dentro de los Planes generales, de forma que se ajusten a la realidad de su propia ortografía para mejorar la imagen urbana de nuestras ciudades.

Anuncios

Leyendo hoy el mini diario que escribió Henning Mankell y que publica el periódico el país y sin idea de trivializar el hecho de cuando tubo ese pensamiento, me quedo con una frase ” las palabras se demuestran con la acción”.

Necesitamos una sociedad que este cohesionada, pero parece que no sabemos muy bien como se consigue por ello desde el urbanismo sostenible apunto; que habría que trabajar  primero a escala de barrio para posteriormente llevarlo a escala de ciudad y área metropolitana.

Insisto en que es de urgencia limitar los barrios, superficiarlos y ver la densidad de población que allí vive como primer elemento de diagnostico, y posteriormente; subir o bajar la densidad de la población según factores de calidad de vida.

Debemos crear barrios donde vivamos ciudadanos con diferentes rentas, donde tengamos acceso a equipamientos públicos de barrio, mínimo uno dentro de cada barrio, donde existan espacios públicos con usos donde se nos permita relacionarnos con el entorno, fomentando y formandonos en técnicas ecológicas. Se nos debe permitir que planifiquemos proyectos consensuados que nos permita la participación comunitaria y la formación de grupos de participación. Así perteneceremos a una sociedad cohesionada. ¿Existe cohesión social en tu barrio? y ¿en tu ciudad? pues a trabajar por ello.

Ayer mientra subía a la Cachiporrilla ( ” 1.611 m peculiar montaña algo retirada y aislada de las cumbres y cordales principales que rodean el valle de Lozoya, Cuerda Larga y Montes Carpetanos”) surgió un tema de larga conversación con mis compañeros que no dudo en traerlo a mi blog por el carácter urbano que tiene: el nombre de las calles de una ciudad.

Después de debatir ampliamente, llegamos a la conclusión de  que el nombre de las calles deberían tener una documentación anexa como : quien era la persona,  su profesión y muy importante fecha de nacimiento y muerte, así protegeríamos mínimamente nuestra memoria histórica.

Ante la pregunta de ¿quién decide poner el nombres a las calles? yo pensaba que era un trabajo de un historiador o de propuestas vecinales , mi sorpresa vino cuando uno de mis compañeros, esta vez una mujer, nos cuenta que es ella la que pone el nombre de las calles en un municipio próximo a Madrid, bajo orden del Alcalde.

Inmediatamente continuo preguntando ¿ bajo que criterio? y me responde que depende. Si es una gran promoción, se elige por ejemplo el nombre de flores, ríos etc. A veces el promotor busca personajes con su mismo nombre para convencer al Alcalde que ponga ese nombre a esa calle . Así nos encontramos Honoré de  Balzac porque el promotor se llamaba Honoré.

Pero ante todo, nos comento que son los Alcaldes los que eligen los nombres, es su mayor divertimento.

Claro que despues de subir la Cachiporrilla debatiendo sobre la importancia de como se podría recuperar una mini memoria histórica mi reflexión es:  ¿ No se deberían elegir los nombres de las calles con más mimo, de forma que fuera una verdadera recuperación de la memoria histórica nacional, de la ciudad, del barrio?. Creo que sería un primer paso hacia la cohesión social. “la historia nacional, de la ciudad, del barrio”

Archivos

POR UNA CAUSA

Accesos y aseos para los disminuidos en todos los puestos de trabajo públicos o privados; independientemente de los metros cuadrados de los locales: comercio, oficinas, industria, hostelería y hotelería.

POR DOS CAUSAS

En la industria igualdad laboral entre hombres y mujeres. En las naves industriales hay que exigir: Aseos y vestuarios de cada sexo. Y por supuesto que cumplan con las dimensiones mínimas de accesibilidad. Un gran paso para conseguir la igualdad laboral.

Desde donde me visitan